English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Ambiente y resultado frío


El Real Madrid empató en Varsovia pero sigue dependiendo de sí mismo para terminar primero de grupo. Lo logrará si gana los dos encuentros que restan. Muy pronto se puso el partido de cara para los blancos. Tan sólo necesitaron 55 segundos para marcar. Cristiano Ronaldo peinó el esférico y Bale, desde la frontal, se inventó un espectacular disparo de volea con la zurda ante el que nada pudo hacer Malarz. Gran gol para entrar en la historia. De hecho, es el tanto más rápido del club en la Champions League.  

Transcurrían los minutos y los blancos seguían dominando. Cerca estuvieron de ampliar distancias en el minuto 17. Kroos sacó un córner, Varane remató de cabeza y Pazdan, sobre la línea de gol, evitó el segundo tanto de los visitantes. Dos minutos después fue Benzema quien lo intentó, pero su disparo dentro del área obligó a lucirse a Malarz. El Real Madrid seguía creando peligro, sobre todo a balón parado. Kroos sacó un nuevo córner en el 25’, Bale peinó y el balón suelto en el área no pudo ser aprovechado por Benzema en primera instancia ni posteriormente por Cristiano Ronaldo, de tacón, para marcar.

El segundo gol visitante parecía ser cuestión de tiempo y llegó en el 35’. Pase entre líneas de Kovacic, gran maniobra de Bale para asistir a Benzema y el francés remató a placer. Antes de llegar al descanso, marcó el conjunto polaco con un espectacular lanzamiento de Odjidja en el 40’. El tanto dio alas a los locales, que salieron con nuevos bríos de los vestuarios y empataron en el 58’ por medio de Radovic. Tocaba empezar de nuevo y desde ese momento sólo existieron los madridistas. Pase elevado de Bale en el 63’, Benzema disparó a la media vuelta y el balón golpeó en el cuerpo de Bereszynski y se marchó a escasos centímetros de la portería local.   

Seguían llegando las ocasiones del Real Madrid. Falta al borde del área en el 68’ y el lanzamiento de Cristiano Ronaldo obligó a realizar una gran estirada a Malarz. Pasaban los minutos y Moulin, desde la frontal, culminó la remontada del Legia de Varsovia en el 83’. Pero el Real Madrid aún no había dicho su última palabra y apenas tres minutos después empató el partido. Pase de tacón de Carvajal y gran disparo de Kovacic desde la frontal. 3-3 y unos últimos minutos de infarto. Lucas Vázquez, ya en el tiempo añadido, pudo dar la victoria a los madridistas pero lo evitó el larguero.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes