English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 22 de octubre de 2018

Una es suficiente


Con solitaria anotación de Mohamed Salah, el Liverpool venció 0-1 a domicilio al Huddersfield Town para mantener el paso invicto en la Premier League. El resultado del sábado en el John Smith’s Stadium le permite al conjunto red seguir en la parte alta de la tabla, donde el Manchester City lo iguala en puntos (23) y sólo lo supera por diferencia de goles.

En su primer partido después del descanso de la fecha FIFA, los hombres de Jürgen Klopp se toparon con un aguerrido rival que lo tuteó a lo largo de los 90 minutos. Sin embargo, el elenco visitante aprovechó su única ocasión de verdad del primer tiempo para adelantarse a los 24’, con Salah definiendo cruzado un buen pase filtrado de Xherdan Shaqiri. El Huddersfield casi logró la igualdad poco después cuando un misilazo de larga distancia de Jonathan Hogg se estrelló en el poste de Alisson Becker.

En el segundo tiempo, el Liverpool tuvo chances para liquidar el encuentro, especialmente Salah, quien remató apenas desviado cuando tenía a Lössl a su merced. Los locales, a su vez, también carecieron de puntería de cara de gol, perdonando en varias ocasiones a Alisson. Eso sí, la defensa de los reds cumplió con creces para asegurar el apretado triunfo que los mantiene en la cima.

domingo, 21 de octubre de 2018

Precio por no liquidar


Contra el Genoa se ha interrumpido la racha de victorias consecutivas de la Juventus, tras un partido en el que los bianconeros dominaron completamente pero les faltó efectividad. Ronaldo anotó y, pese a que el goleador Piatek fue completamente anulado por la defensa, Bessa consiguió empatar el partido. 

La Juventus entró enchufada al partido, con Cancelo y Cuadrado profundizando en bandas y con Ronaldo desatado en ataque. La Juve dominaba y Ronaldo disparaba las jugadas producidas desde las bandas o desde el centro por Pjanic. Al cuarto disparo, llegó al gol en el minuto 19. Un toque fácil cerca de la línea tras una descoordinación entre Radu y Piatek a puerta vacía. El gol no le bastaba a CR7, que siguió buscando el gol insistentemente, encontrando la respuesta del portero Radu. Impresionó la capacidad de la Juve para gestionar todas las fases del primer tiempo, la calidad del juego, la autoridad con la que controló el tiempo del partido... Parecía imposible que los rivales volvieran al partido. 

Tras el descanso, la Juve apareció más relajada y Piatek intentó anotar un nuevo gol, pero su disparo fue desviado por Szczesny. Allegri intentó despertar a los suyos poniendo a Douglas Costa por Cuadrado. Y sin hacer mucho, los rossoblù consiguieron empatar con un cabezazo de Bessa tras centro de Kouamé. El empate fue un despertador para los bianconeros, con ocasiones para Ronaldo y Pjanic. Entraron al campo Dybala y Bernardeschi y el asedio de la Juve continuó. Sin embargo, faltó efectividad y solo se produjo un zurdazo de Dybala, fuera. Así, la Juventus suma el primer empate de la temporada, pese al dominio en la primera parte.

sábado, 20 de octubre de 2018

Con la mirada baja


El Real Madrid perdió contra el Levante un partido en el que mereció más. El conjunto blanco, que encajó dos goles en los primeros 15 minutos, buscó la remontada de forma incansable pero no tuvo suerte y se topó con un gran Oier y con tres disparos a los palos. El encuentro se complicó en el minuto 6, cuando Morales recibió un balón largo de Postigo, ganó la espalda a la defensa y marcó tras regatear a Courtois. Y en el 13’, el árbitro pitó mano fuera del área de Varane, pero rectificó tras consultar al VAR y señaló un penalti que transformó Roger.

A partir de ahí, los de Lopetegui se volcaron en busca de la remontada y encadenaron numerosas ocasiones claras. Sin embargo, la suerte no estaba del lado madridista. En el minuto 18, el árbitro, a instancias del VAR, anuló un gol de Asensio por fuera de juego. El mallorquín había enviado al fondo de la red un balón muerto tras un remate al larguero de Casemiro. En el 21’, una combinación entre Asensio y Lucas acabó en un disparo del gallego que despejó Oier. Uno de los principales recursos del ataque madridista eran las jugadas a balón parado. Ramos se topó con el portero rival tras cabecear un córner. El Real Madrid continuaba volcado, jugando con ritmo y poniendo centros. Aunque eso también suponía riesgos por las contras del Levante. En el 34’, Mariano cabeceó otro córner al larguero y Casemiro se topó con Oier en el rechazo. Luego, fue Lucas el que remató a bocajarro dentro del área, pero Oier volvió a salvar a su equipo. Al filo del descanso, una contra del Levante acabó en gol de Rochina, pero el árbitro lo anuló por fuera de juego previo de Toño.

El segundo periodo arrancó con la misma dinámica. El Madrid buscaba el gol y el Levante esperaba atrás. Bale sustituyó a Odriozola para añadir más efectivos al ataque. Modric tuvo el gol en el 50’ pero su disparo se fue fuera por poco tras tocar en Rober Pier. Lopetegui agotó sus cambios en el 60’ con Benzema y Ceballos. Mientras, el Madrid seguía intentándolo. Dos disparos consecutivos de Bale y Benzema acabaron en las manos de Oier. El portero visitante volvió a lucirse en una falta lanzada por el galés (65’).

En el minuto 72, Marcelo recibió de Benzema y logró el merecido gol blanco con un fuerte disparo con la diestra. El equipo era un vendaval ofensivo, pero seguía sin suerte: en el 76’, Benzema se encontró con el tercer palo del partido. Quedaba poco, pero el Madrid no se rendía. Modric y Marcelo lo probaban desde la frontal, Benzema lo buscaba por la izquierda y Mariano remataba todo. De hecho, el delantero marcó en el 89’, pero el gol no subió al marcador por fuera de juego. Los blancos se dejaron todo en el campo pero el Levante se llevó los puntos.

viernes, 19 de octubre de 2018

Melilla, rival del Real Madrid en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey


El Real Madrid se medirá al Melilla en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. El partido de ida lo disputará a domicilio el miércoles 31 de octubre a las 19:30h, mientras que el de vuelta, que será en el estadio Santiago Bernabéu, se jugará la semana del miércoles 5 de diciembre.

El Melilla juega sus encuentros en el estadio Álvarez Claro y es el líder del Grupo 4 de la Segunda División B con seis victorias, un empate y una derrota. Para alcanzar los dieciseisavos de la Copa del Rey ha dejado eliminado en esta edición al Yeclano, al Tudelano y al Ontinyent.

Butragueño: "Haremos todo lo posible por llegar a la final"
"Será un partido complicadísimo porque ellos allí, con el apoyo de su público, querrán hacer un gran partido. Nosotros tendremos que hacer un gran encuentro para lograr un gran resultado. Esta competición es una fiesta. Cada partido tiene un componente particular, es a doble partido, y eso genera una emoción muy especial. Para ellos será un partido muy importante en todos los sentidos, pero para nosotros también. Haremos todo lo posible para llegar a la final".

miércoles, 17 de octubre de 2018

Cima sin cambios


Hubo emociones, pero faltó el gol el domingo en el empate 0-0 entre el Liverpool y Manchester City en Anfield. Dos de los ataques más explosivos de la Premier League se anularon mutuamente durante un intenso partido que llegó a su punto álgido a cuatro minutos del final con un penal que falló Riyad Mahrez.

La falta de puntería afectó a ambos equipos a lo largo del encuentro, por lo que escasearon las ocasiones de gol en las respectivas porterías. De hecho, el primer tiempo fue tremendamente trabado y casi no contó con acciones de real peligro, por mucho que lo intentaran los 22 jugadores en la cancha.

El partido se abrió el poco un poco en la segunda mitad, tanto para el Liverpool como para el City. Mahrez tuvo la primera gran chance visitante con un peligroso tiro al primer poste que exigió la intervención de Alisson, mientras que Mohamed Salah desperdició un par de oportunidades para adelantar a los reds.

Daniel Sturridge, héroe de la fecha pasada ante el Chelsea, también pudo repetir la hazaña sobre el final, pero su cabezazo llegó a las manos de Ederson. El pánico se apoderó de Anfield cuando el juez señaló penal de Virgil van Dijk sobre Leroy Sané, pero el público de Merseyside celebró el penal errado de Mahrez como un gol del triunfo de los suyos. Si bien no se pudo ganar, tampoco se perdió.

domingo, 14 de octubre de 2018

Funcionamiento de 10


Y ya son 10 los partidos seguidos ganados por la Juve en este inicio de temporada perfecto. Los goles de Bentancur y Ronaldo en Udine cerraron el triunfo en la primera media hora de partido, certificando el dominio absoluto bianconero en esta Serie A. Con el Udinese esperando en su propio campo y retrasándose hasta su área, la Juventus intentó aprovechar la amplitud del campo con Cancelo y Alex Sandro y subir la presión. El dominio bianconero fue claro desde el inicio y dos tiros fuera de Ronaldo y Pjanic fueron los primeros avisos para derribar el muro friulano.

La Juve se armó de paciencia para atacar y esperar golpear en la ocasión adecuada. Llegó pasada la media hora, en un contragolpe tras un córner en contra. Szczesny sacó rápido tras blocar el balón, Ronaldo para Dybala, luego Bentancur para Cancelo, cuyo centro perfecto fue cabeceado por el propio Bentancur, que anotó su primer gol como bianconero. La Juve ya tuvo ocasión para hacer el segundo gol tres minutos después, con un disparo de Mandzukic salvado por Scuffet. Sin embargo, poco tardó en llegar. Mandzukic se hizo con un pase en largo de Alex Sandro y apoyó hacia atrás a Ronaldo. El portugués cargó la izquierda y lanzó un disparo brutal, imposible para Scuffet.

Tras los goles, dl Udinese intentó salir y llegó a golpear el palo con un tiro desde la frontal de Barak antes del descanso y después con un remate flojo de Lasagna. La Juve, menos agresiva que en la primera parte, seguía siendo peligrosa con el balón, como demostró la ocasión de Dybala. También llegaron los primeros cambios, con la entrada de Bernardeschi y Can por Dybala y Matuidi. Sin forzar, los bianconeros seguían dominando y las ocasiones seguían llegando en los pies de Ronaldo, Bernardeschi y Mandzukic. Además, la Juve se permitió armar preciosas jugadas combinadas con sus estrellas, mientras solo Scuffet conseguía salvar el tercer gol juventino. O el larguero, como en el caso del postrero disparo de Cancelo. Así concluyó una nueva demostración de poder bianconero, la Juve llegará al parón con un otro triunfo, manteniendo la racha y con un juego atractivo y divertido para ellos y los aficionados.

miércoles, 10 de octubre de 2018

Preocupante situación


El Real Madrid no pudo sumar en Mendizorroza. El gol se le resistió a los blancos ante un Alavés que marcó en el último segundo del encuentro. La intensidad con la que comenzaron el partido los visitantes hacía indicar lo contrario. Recibió Ceballos en la frontal y su disparo al primer palo en el 5’ obligó a Pacheco a lucirse con una gran estirada. Cuatro minutos después fue Odriozola, muy incisivo, el que centró y el cabezazo de Benzema superó al portero local, pero Laguardia, bajo los palos, despejó el esférico.

También pudo marcar el Alavés. Jony centró en el 26’, el balón se paseó por el área y Calleri, en el segundo palo, volvió a poner el esférico en el área pequeña. Varane evitó el remate de Ibai. Lopetegui dio entrada a Mariano por Benzema tras el paso por los vestuarios. Y la primera ocasión tras el descanso fue para los visitantes. El disparo de Casemiro desde la frontal terminó en las manos de Pacheco en el 52’. Respondió Duarte siete minutos más tarde. Su disparo lejano obligó a realizar una gran intervención a Courtois.

Asensio sustituyó a Casemiro en el 62’ y el Real Madrid seguía dominando, pero en un contragolpe pudo adelantarse el Alavés. Jony remató excesivamente cruzado en el mano a mano con Courtois en el 77’. Dos minutos después llegó la respuesta madridista. Un lanzamiento de falta de Bale que terminó en las manos de Pacheco. Instantes después se marchó el galés y entró Vinicius en su lugar. Hasta el final lo intentaron los blancos, pero en la última jugada marcó Manu García y dio el triunfo a los suyos.

domingo, 7 de octubre de 2018

Ahogados en la orilla


El Liverpool estaba a segundos de sacar un buen resultado el miércoles en su visita al Estadio San Paolo, pero terminó cayendo ante el Napoli por un agónico 1-0 tras recibir un gol al minuto 90 de Lorenzo Insigne. De esta forma, los reds sufrieron su primera derrota de la Champions League y cedieron el primer lugar en el Grupo C al conjunto de Carlo Ancelotti.

Hubo poco fútbol y menos ocasiones en un primer tiempo levemente favorable al Napoli, que dio un susto a los visitantes con un tiro cruzado de Insigne que se fue apenas desviado. Luego, Alisson Becker fue exigido con un remate de media vuelta de Milik que el portero brasileño controló en dos tiempos. Para el Liverpool, en cambio, lo más destacable de la fracción inicial fue la lamentable lesión de Naby Keita, quien salió de la cancha en camilla y cedió su lugar a Jordan Henderson.

Los reds siguieron alejados del arco del David Ospina en el complemento, mientras que Alisson seguía siendo el más activo de ambos porteros. Y cuando el brasileño no pudo, su compañero en defensa Joe Gómez llegó al rescate a los 75’ al despejar sobre la línea un disparo de José Callejón. Además, el travesaño le dio una mano al Liverpool al rechazar un zapatazo de Mertens a ocho minutos del final.

Sin embargo, no había nada que hacer con el dramático gol del triunfo de Insigne, quien empujó un centro a la olla de Callejón al fondo del arco de Alisson y hundió a los reds en el último minuto.

sábado, 6 de octubre de 2018

Señal de alerta


Demasiado castigo para el Real Madrid en el estadio Luzhniki de Moscú. Los blancos perdieron por la mínima en su visita al CSKA en un partido condicionado por el gol de Vlasic en el minuto 2. A partir de ahí, el equipo de Lopetegui fue dueño del encuentro y de las ocasiones. Las más claras, los remates al palo de Casemiro, Benzema y Mariano. Sin embargo, no encontraron el gol y deberán centrarse en el doble enfrentamiento ante el Viktoria Plzen de las próximas jornadas.

El partido se complicó cuando no se había alcanzado el minuto 2. Vlasic interceptó un balón atrás de Kroos y batió a Keylor tras regatear a Varane. Con el marcador en contra, el Real Madrid buscó la reacción y, poco a poco, fue cogiendo el mando del encuentro. Kroos, de disparo lejano, y Ceballos, con un remate de cabeza, protagonizaron los primeros acercamientos al área de Akinfeev. El CSKA se ordenó atrás con la intención de robar y aprovechar su velocidad a la contra. Con el partido convertido ya en monólogo madridista, Casemiro disparó al palo desde la frontal del área (28’). Los blancos buscaban el gol moviendo el balón con paciencia y entrando por banda con Lucas Vázquez. En el 40’, la suerte volvió a estar del lado local, ya que Benzema cabeceó al larguero un buen centro de Reguilón. Los blancos, que se fueron al descanso en desventaja a pesar de su dominio, perdieron a Carvajal por molestias. Odriozola salió en su lugar en el 43’.

El paso por los vestuarios no cambió el guion del partido. El Real Madrid buscaba el empate y el CSKA se defendía. Asensio probó de lejos a Akinfeev y Benzema remató desviado desde la frontal. Pero el gol se resistía y Lopetegui agotó los cambios en el 58’ dando entrada a Mariano y Modric. Los blancos lo intentaban con centros laterales que no encontraban un remate claro. En el 74’, un disparo desde fuera del área de Kroos se marchó por poco. Dos minutos después, respondió Bijol obligando a intervenir a Keylor.

El tiempo se agotaba, pero el Madrid no se rendía. Mariano remató desviado dentro del área y Ceballos hizo estirarse al portero ruso. Luego fue Modric el que lo intentó de cabeza. En el 90’, Mariano remató de cabeza, pero se encontró con el tercer palo de la noche. Varane, en el descuento, estuvo a punto de hacer el empate de cabeza y Akinfeev fue expulsado por doble amarilla. A pesar de las ocasiones, la suerte le fue esquiva al Real Madrid en Rusia. 

viernes, 5 de octubre de 2018

Sellado con clase


En el primer partido de la temporada en el que hubo que echar de menos a Ronaldo, la Juve reencontró a Paulo Dybala. Y no es que hubiese faltado en los partidos anteriores, pero la clase y la confianza con la que ha cerrado el partido en media hora, y cómo ha culminado su obra en la segunda parte, son las de su mejor época. El Young Boys no es uno de los rivales más complicados que el panorama europeo pueda ofrecer, es verdad, pero tiene el físico suficiente como para hacer que los bianconeros no puedan infravalorar el compromiso. Y por eso, si a la actitud adecuada se unen las proezas de la Joya, el partido se transforma desde el principio en un monólogo bianconero.

La primera acción ya es una obra de arte. A los cinco minutos, Bonucci manda un balón desde cuarenta metros que supera a Camara y llega dócil a la zurda de Dybala, que sin dejarla caer la manda a las redes. Con la ventaja tan temprana los bianconeros se relajan un poco, y el despliegue de los suizos es todo menos defensivo. Sus cinco centrocampistas cierran bien los espacios y las líneas de pase, pero la Juve tiene armas para atravesarlas. Tanto que poco después de la media hora de juego la Joya vuelve a iniciar una jugada en el centro del campo, asiste para Cuadrado, sigue la acción y llega para rematar el rechace de von Ballmoos, que no consigue atrapar el tiro de Matuidi, haciendo el segundo.

El tercer gol estuvo a punto de llegar nada más empezar la segunda parte con una gran jugada de Bernardeschi que acabó con un tiro al palo de Dybala Ambos equipos seguían atacando, si bien la Juve daba más sensación de peligro. Y para demostrarlo, llegó el tercero de la Joya después de una acción magistral. Alex Sandro se apoya en Emre Can, este en Mandzukic, balón al área para Cuadrado y toque al medio para Dybala, que la manda a la red a dos pasos. Todo a un toque. Espectáculo en estado puro.

Pese a la expulsión de Camara, la Juve no vio necesidad de hurgar en la herida, limitándose a dominar, si bien hay que destacar algún destello de Kean, que entró en el puesto de Mandzukic. Y de esta forma el noveno partido de esta temporada también se cierra con una victoria, con aplausos y, aún más importante, con el primer puesto con pleno de puntos en el grupo de Champions y con un paso decisivo hacia los octavos de final.

jueves, 4 de octubre de 2018

Vibrante pero sin gol


El Santiago Bernabéu vivió otro derbi vibrante y cargado de emoción. Real Madrid y Atlético empataron a cero en un partido muy intenso y lleno de lucha. Los blancos fueron superiores en el segundo periodo y finalizaron asediando al rival y disfrutando de ocasiones para llevarse la victoria. Courtois y Oblak realizaron paradas de mérito en un encuentro en el que debutó Vinicius Jr.

El partido fue una lucha de estilos desde el inicio. El Real Madrid quería hacerse dueño del balón con paciencia y posesiones largas, mientras el Atlético intentaba robar y llegar rápido al área de Courtois. Saúl fue el primero en probar al portero belga. Y Bale dio la réplica con un disparo que despejó Oblak. Pero la primera ocasión clara fue para Griezmann, que obligó a lucirse a Courtois en el mano a mano (18’). Tres minutos más tarde, Kroos botó una falta y el remate cruzado de Bale se fue rozando el palo. Cada posesión y cada balón suponían una batalla. El encuentro era muy táctico y con demasiadas interrupciones. Pero el Madrid seguía a lo suyo y buscaba llegar por la derecha con Carvajal. El peligro estaba en las contras rojiblancas. Diego Costa, en otro mano a mano, volvió a toparse con un Courtois inmenso (37’). Los últimos intentos antes del descanso fueron madridistas. Bale lo probó de lejos y Asensio estuvo cerca de marcar tras adivinar un despeje con los pies de Oblak.

El segundo periodo arrancó con cambio local. Bale dejó su sitio a Ceballos. El Madrid salió decidido a por el partido. En menos de cinco minutos, Casemiro y Asensio habían llevado peligro sobre la portería rival. Con Ceballos muy activo, los blancos mandaban en el centro del campo y buscaban huecos en la defensa rojiblanca. En el 64’, Modric buscó sorprender desde fuera del área. En la siguiente jugada, Asensio se plantó solo ante Oblak, que sacó una buena mano para salvar el gol blanco.

Los minutos seguían corriendo pero, a pesar de la superioridad madridista, continuaba el empate a cero. Faltaban quince minutos y el Madrid tenía encerrado al Atlético. Un ejemplo, la sensacional combinación entre Ceballos y Modric que finalizó en disparo de Carvajal despejado por Oblak (77’).  Filipe Luis, en el 81’, firmó el primer disparo visitante de la segunda parte. Lucas Vázquez y Vinicius Jr, que debutó oficialmente en el 88’, se sumaron al ataque blanco. Pero el asedio madridista en el segundo periodo se quedó sin premio. 

miércoles, 3 de octubre de 2018

Zapatazo que sirve para nivelar


Daniel Sturridge marcó un golazo a un minuto del final que rescató un empate 1-1 para el Liverpool en su visita al Chelsea. Con el sufrido resultado del sábado en el Stamford Bridge, los reds siguen invictos en la temporada de la Premier League y evitaron una nueva derrota a manos de los blues, que a mediados de semana se impusieron 1-2 en la Carabao Cup.

Tras algunas intentonas iniciales del Liverpool, el Chelsea tuvo la primera gran ocasión de peligro a los 22’, pero Alisson Becker salió bien a achicarle a su compatriota Willian e impedir la caída de su valla. Sin embargo, nada pudo hacer el meta brasileño tres minutos después ante el tanto de Eden Hazard, quien anotó su segundo golazo consecutivo en igual número de partidos contra los reds. Esta vez el belga se lució con un gran remate cruzado al segundo palo. Los visitantes casi lograron el empate al filo del descanso con un disparo de Mohamed Salah que fue despejado sobre la línea por Rudiger.

Los reds mantuvieron la presión en el segundo tiempo, con Sadio Mané, Xherdan Shaqiri y Roberto Firmino, este último con un cabezazo que David Luiz sacó sobre la línea, contando con ocasiones claras para nivelar el marcador. Hazard, a su vez, también tuvo una oportunidad de oro para aumentar la ventaja local en un mano a mano que falló ante la salida de Alisson.

El Liverpool jamás bajó los brazos en busca de un empate que llegaría a un minuto del final. Segundos después de ingresar como suplente, Sturridge recibió el balón desde muy fuera del área, sacó un zurdazo impresionante al ángulo para decretar el 1-1 definitivo. Un verdadero golazo que salva un punto para unos reds que siguen imbatibles en la Premier.

martes, 2 de octubre de 2018

Golpe sobre la mesa


Quién sabe lo que ha pasado por la cabeza de los bianconeros en los diez primeros minutos del duelo contra el Napoli. En ese periodo de tiempo, suficiente para que Mertens adelantara a los suyos, los hombres de Allegri estaban irreconocibles. Pero a partir de ese momento, la Juve, y con ella el partido, cambió de cara. Ronaldo se echó el equipo a las espaldas, Mandzukic golpeó como un delantero de raza y Bonucci cerró un partido que valió una ventaja de seis puntos en la clasificación y un aviso a las ambiciones de remontada de cualquier rival.

El inicio no es el esperado, con timidez y casi con temor. Ello permite a un Napoli más convencido ponerse a comandar el partido y adelantarse en el minuto 10. Un error de Bonucci hace que le llegue el balón a Allan, que sirve a su vez a Callejón, quien se apoya en Mertens, sólo en el centro del área, para anotar. Pero la actitud de los bianconeros cambia de inmediato. Poco a poco la Juve resurge, sin forzar, pero con una convicción creciente. Empiezan a recuperar el equilibrio y aumentan la presión. Por eso el empate de Mandzukic en el 26' aparece como una evolución natural de lo que pasa en el campo, también porque llega de las botas de Ronaldo, uno de los mejores sobre el campo.

Es otro partido completamente. Ahora sólo está la Juve sobre el campo, que roza en muchas ocasiones el segundo gol. El Napoli por su parte sólo se deja ver al final, aunque todo lo demás es un monólogo bianconero, que no produce todo lo que merecería sólo por la atención en defensa de los visitantes y por algún error de puntería.

Y si la puntería se ajusta... minuto 49 del segundo tiempo. Dybala se inventa una cabalgada de 40 metros, el balón llega a Ronaldo, quien manda un derechazo al palo. Pero ahí estaba Mario Mandzukic, en el sitio adecuado, para marcar y lograr su doblete. El Napoli reacciona elevando la presión y la velocidad de las jugadas. También la agresividad, y quizá de manera excesiva ya que Mario Rui, con una amarilla, entró con dureza sobre Dybala. Segunda amarilla y los partenopeos con 10. Ancelotti llama a Mertens y Zielinski, metiendo a Milik y Malcuit, y Allegri responde con Bentancur y Bernardeschi en el puesto de Emre Can y Dybala.

Pero los visitantes no se rinden, teniendo Callejón una gran ocasión a la que responde muy bien Szczesny. Pero tener un ocasión ante esta Juve y no aprovecharla es muy peligroso, porque se corre el riesgo de desencadenar una reacción. Y ésta llegó tras un saque de esquina, que batió Pjanic, Ronaldo remató de cabeza y Bonucci mandó a la red desde el suelo. El marcador pudo haber sido incluso más amplio si Ronaldo, liberado por Bernardeschi, no hubiese sido frenado por Ospina y después no hubiera enviado un balón al lateral de la red. El portugués mereció el gol, pero el “matador” de la noche fue Mandzukic, que a cinco minutos del final dejó su puesto a Cuadrado entre aplausos. Aplausos que continuaron hasta el pitido final, para un equipo cada vez más convincente. Cada vez más fuerte. Cada vez más líder.

lunes, 1 de octubre de 2018

Duelo para el olvido


El Real Madrid rompió su condición de invicto en el Sánchez-Pizjuán. Los blancos sufrieron el acierto goleador inicial del Sevilla, que marcó los tres tantos en la primera parte, y no pudieron culminar las ocasiones que tuvieron. Los locales impusieron un ritmo alto desde el inicio y en la primera jugada André Silva obligó a intervenir a Courtois.

El Madrid intentaba conectar con sus hombres de arriba, pero los andaluces llegaban con más peligro y se adelantaron en el 17’. Navas asistió a André Silva, que marcó dentro del área. Cuatro minutos después, llegó el segundo a la contra. Courtois despejó un disparo de Navas y el rechazo fue enviado a gol por André Silva. Tocaba reaccionar y, en el 23’, Bale se fue de dos defensas y envió el balón al palo desde la frontal del área. Luego fue Kroos el que lo probó con un disparo lejano que se fue desviado. Respondió Franco Vázquez con un remate al larguero. En el 39’, el centrocampista argentino ganó un balón dividido y dejó solo a Ben Yedder, que firmó el 3-0. Los blancos no se rendían y terminaron la primera parte en el área rival. Bale estuvo cerca de recortar distancias en la última jugada antes del descanso.

El Real Madrid adelantó sus líneas tras regresar del vestuario. En el 55’, el árbitro anuló un tanto a Modric por fuera de juego tras consultar el VAR (55’). El croata volvió a buscar el gol en la siguiente jugada, pero se topó con Vaclík. Sarabia dio la réplica obligando a una gran estirada de Courtois. Lopetegui dio entrada a Lucas y Mariano. El Madrid estaba mejor en este segundo periodo y Bale seguía buscando el gol. El galés tuvo un mano a mano que le sacó el portero y, poco después, otro disparo que se fue desviado. Con los tres cambios, Marcelo abandonó el campo con molestias y la inferioridad numérica blanca dejó el partido visto para sentencia. Toca pensar en el derbi.

domingo, 30 de septiembre de 2018

20 minutos son suficientes


La Juventus tarda poco más de un cuarto de hora en archivar el choque ante el Bologna. Los goles de Dybala, el primero de la temporada, y de Matuidi son más que suficientes para doblegar a un Bologna que nunca da la impresión de poder reabrir el partido. Por primera vez, Allegri propone a Perin de portero y una línea de tres centrales con Barzagli, Benatia y Bonucci. Cuadrado-Cancelo en las bandas, Pjanic-Bentancur-Matuidi en medio y Ronaldo-Dybala arriba.

Pese a la actitud muy defensiva del Bologna, la Juve encuentra huecos rápidamente, con Cancelo y Dybala, que marcará poco después tras un balón largo de Bonucci, toque de Dybala, remate de Mautidi, parada de Skoruspiki y la Joya remacha para el 1-0. Y poco después, llega el 2-0. Centro de Cancelo, Ronaldo intenta rematar y en el otro lado Matuidi marca el segundo. La Juve puede controlar el partido y el Bologna solo parece preocupado de no recibir una goleada. Tras una ocasión de Ronaldo, el equipo baja el ritmo y se llega al descanso sin sobresaltos.

La segunda parte sigue en la misma tónica aunque se sigue jugando en una sola dirección. Allegri puede permitirse cambios. Entra Emre Can por Pjanic, Bernardeschi por Cuadrado y Alex Sandro por Barzagli. Antes del final, Ronaldo y Can tienen ocasiones pero el choque termina con la sexta victoria consecutiva en el campeonato, el séptimo de la temporada, lo que permite llegar al partido ante el Napoli del sábado con pleno de puntos.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes