English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 8 de octubre de 2016

Cinco minutos para liquidar


Más de una hora para desgastar al rival y cinco minutos para mandarlo a la lona con tres golpes. Gran prueba de fuerza, técnica y carácter de la Juve contra el Empoli. Los bianconeri se sobrepusieron a varias ocasiones falladas, manteniendo el equilibrio y el dominio de juego, golpeando en el momento adecuado. Como si fuese lo más normal del mundo. Y eso que no era fácil medirse a un duro y organizado Empoli, defendiendo bien e incluso proyectándose en ataque.

En el minuto 9 la Juve ya tenía una gran ocasión por medio de Khedira, quien tras un gran control dentro del área enviaba el balón al travesaño. La Juve dominaba el encuentro gracias al movimiento del balón y a los pases en vertical de Bonucci y Hernanes. Uno de los duelos más interesantes era el de Cuadrado y Pasqual. El ex viola tiraba de experiencia para parar al colombiano, que sin embargo consiguió desembarazarse en el 20’ para crear una buena ocasión ante la que tuvo que emplearse Skorupski. Aunque el Empoli no renunciaba al ataque, su mayor preocupación era cerrar los espacios, consiguiéndolo perfectamente durante buena parte del partido. La Juve no perdía la calma y seguía generando ocasiones, como la que llegó en el 35’ de la mano de Cuadrado (gran asistencia de Pjanic), que sólo ante Skorupski no consiguió superarlo. Los toscanos también lo intentaban ante Buffon, aunque era la Juve quien más cerca estaba del gol, con una nueva opción de Higuaín despejada por la defensa antes del descanso.

En un partido así lo que se necesita es paciencia. Durante los primeros quince minutos de la reanudación Skorupski vivió con cierta tranquilidad. Sólo en el 63’ Higuaín le inquietó. Parecía que el balón no quería entrar. Pero sólo lo parecía. Porque apenas hubo que esperar dos minutos para que la Juve se desencadenara. Alex Sandro se va por la izquierda y asiste a Dybala en el área, que controla y dispara para anotar la merecidísima ventaja. Luego, Lemina, que entró en el puesto de Khedira, busca a Higuaín, que desde el borde del área lanza un zurdazo que se cuela junto al poste. Y en el minuto 70, Zambelli corre hacia su portería presionado por Higuaín, falla en el pase para Skorupski, dejando el balón al Pipita, que se va del portero y marca a puerta vacía.

Los tres goles en cinco minutos hacen justicia con el esfuerzo de los bianconeros, que incluso pudieron haber ampliado el marcador si Cuadrado o Lemina hubieran materializado sus ocasiones. En cualquier caso, el partido finalizó con la victoria asegurada. Además nos regaló el regreso de Stefano Sturaro, que relevó a Pjanic, dando una gran noticia a Allegri. El técnico bianconero había pedido a los suyos vivir un parón tranquilo. No podemos decir que no se le haya acontentado.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes