English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 15 de septiembre de 2016

Monarca europeo que triunfa en el último suspiro


El Real Madrid sigue contando por triunfos todos los partidos oficiales que ha disputado esta temporada. Ante el Sporting de Lisboa, en su estreno esta campaña en la Champions League, sumó el quinto consecutivo. No fue fácil, como ya avisó Zidane en sala de prensa. La afición que acudió al Bernabéu tuvo que esperar hasta el último minuto para ver la victoria de un equipo que siempre tiene fe hasta que el árbitro pita el final.

La primera mitad fue igualada. Terminó sin goles y sin apenas ocasiones en ambas áreas. Gelson Martins, con un disparo cruzado que despejó Casilla en el 9’, y Cristiano Ronaldo, tras un lejano remate que envió a córner Rui Patricio en el 27’ y una esquinada falta que rozó el larguero en el 43’, tuvieron las más claras.  

No pudo empezar de peor forma la segunda mitad, que fue muy distinta. Bruno César, tras una serie de rebotes, batió a Casilla con un disparo cruzado y adelantó al conjunto portugués en el 47’. Tocaba remontar pero en el Real Madrid siempre hay que confiar hasta el final. Sirvió de estímulo y a partir de ahí no cesó el acoso local. El Sporting de Lisboa ya estaba encerrado en su área y cerca estuvo Carvajal de igualar el encuentro. Su volea después de un medido centro de Lucas Vázquez se marchó a escasos centímetros de la portería visitante.

Las ocasiones empezaban a encadenarse y los últimos diez minutos fueron un monólogo de los locales. Al resultado en contra se sumó la mala suerte. Lucas Vázquez centró en el 83’ y, cuando la grada ya cantaba el empate,  el remate de Cristiano Ronaldo con la izquierda se estrelló en el palo. Un minuto después lo intentó de nuevo Carvajal. Espectacular centro de James y el canterano, que llegaba desde atrás, disparó sin dejar que el esférico tocase el suelo pero no encontró portería por muy poco. El gol parecía ser cuestión de tiempo y llegó en el 89’. Con maestría ejecutó Cristiano Ronaldo una falta desde la frontal y, pese a que Rui Patricio tocó el balón tras su estirada, el esférico terminó alojándose en su portería.

Nunca se puede dar por muerto al Real Madrid y menos en el Bernabéu. Ya con el tiempo añadido, James controló, levantó la cabeza y puso un centro medido al área. Allí apareció Morata, imperial de cabeza, para dar la victoria a los blancos y firmar el primer triunfo del campeón de Europa en la presente edición de la Champions League.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes