English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Con la puntería desafinada


Que el Sevilla era un rival difícil ya era sabido por la Juve tras el partido de la temporada pasada en el Ramón Sánchez-Pizjuán, que le costó el primer puesto del grupo. Pero también lo fue en el jugado en el Juventus Stadium, pese al 0-0 final. Este año los españoles se han confirmado como un equipo sólido, que no en vano ha ganado las tres últimas ediciones de la Europa League y que en esta ocasión ha logrado un empate a cero que probablemente les vale, pero que es corto para los bianconeri, los únicos que intentaron ganar.

Los primero minutos fueron de tanteo por parte de ambos equipos, incluido un Sevilla con un planteamiento más defensivo del habitual, si bien las jugadas verticales de los bianconeri se empezaron a desarrollar rápidamente, como se vio en la ocasión que tuvo Khedira en el 7'. Quince minutos después el alemán volvió a gozar de una nueva ocasión tras una buena jugada con Dybala, aunque su lanzamiento fue atajado por Sergio Rico. También desbarató una acción de Higuaín, y cuando parecía que la Juve estaba empleándose con mayor intensidad, el Sevilla consiguió volver a dormir el partido con una defensa más precisa. Era complicado ver a los españoles dejando huecos, teniendo que esperar al minuto 30 para ver una nueva acción ofensiva, en este caso a cargo de Higuaín y Dybala.

La segunda parte comenzó con la Juventus acorralando a los españoles en su mitad del campo, pero sin encontrar la jugada en los últimos metros. Sin embargo, el primer disparo no llegó hasta el 58’, teniendo un minuto dispués la ocasión más clara del encuentro: el disparo al larguero de Higuaín tras el centro al área desde la derecha Dani Alves. También desde ese lado llegó la ocasión del mismo Dani Alves en el 67', y poco después Allegri decidió cambiar la cara a la banda izquierda, fuera Evra y Asamoah, dentro Alex Sandro y Pjanic.

El bosnio aportó llegada y cambios de velocidad, creando algunas acciones de ataque interesantes. A cinco minutos del 90’ Allegri sacó a Pjaca en el puesto de Dybala, pero ni el ingreso del croata ni la ocasión de Alex Sandro al final, ni todo el asedio de los últimos minutos fueron suficientes para que llegara el merecido gol decisivo. La Juve debe contentarse con un punto y el momentáneo segundo puesto en el grupo, empatado con el Sevilla y por detrás del Lyon, que venció 3-0 al Dinamo Zagreb en el otro partido del Grupo H.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes