English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Derroche de frustración en casa


El Real Madrid mereció más, sobre todo tras su dominio en la segunda mitad, pero empató en casa ante el Villarreal en un partido complicado, como hacían prever los números con los que llegaba al Bernabéu el conjunto castellonense, que continúa invicto en el campeonato. Pese a ello, los blancos continúan líderes en la Liga.

La primera parte, que fue más igualada, terminó de la peor manera posible pese a que Benzema estuvo cerca de adelantar al Real Madrid. Marcelo centró en el 18’, Bale prolongó con la cabeza al segundo palo y el testarazo del francés, dificultado por dos defensas visitantes, fue sacado ‘in extremis’ por Asenjo sobre la línea de gol. Pero cuando parecía que los equipos se marchaban al vestuario sin goles, y ya en la última jugada, disparó Trigueros y el esférico dio en la mano de Ramos, que estaba dentro del área. González González indicó penalti y Bruno lo transformó.

Tocaba remontar de nuevo. Salieron en tromba los blancos y sólo necesitaron tres minutos para igualar el choque. Llegó en el enésimo córner del que dispusieron. James lo sacó y Ramos, en el segundo palo, llevó el balón a la red con la cabeza. Desatados estaban los locales y cerca estuvieron de ponerse por delante en el 50’. Kovacic centró y el testarazo de Benzema no encontró portería por muy poco.

El asedió era ya más que evidente y el segundo gol de los locales estaba cada vez más próximo. Carvajal centró en el 61’, el balón se paseó por la línea de gol y Cristiano Ronaldo, que se tiró con todo, no llegó a impactarlo por escasos centímetros. Cinco minutos más tarde la tuvo Bale. Benzema recuperó el esférico en la frontal, se lo cedió al galés y el disparo con rosca del último no encontró portería por poco. Incluso la grada pidió penalti en el 75’ por una caída de Benzema en el área en un lance con Víctor Ruiz.

Pasaban los minutos y el Real Madrid no encontraba el premio del gol que tanto merecía. Lo intentó Kroos en el 80’, pero Asenjo, en dos tiempos, atajó el esférico. Más clara fue la que tuvo Morata. Centró Lucas Vazquez y el cabezazo del canterano blanco obligó a lucirse al portero visitante en el 83’. No sería la última. Estuvieron en los pies de Cristiano Ronaldo. La primera en el 90’ tras el pase atrás de Carvajal, pero el esférico terminó en las manos del cancerbero del Villarreal. La segunda fue de falta lejana y tuvo el mismo final que la anterior. El Real Madrid sigue líder y ya toca pensar en Las Palmas.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes