English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 27 de febrero de 2017

Así no es la manera


Al Liverpool le sigue costando encontrar su juego, y el resultado fue una derrota 3-1 en casa del Leicester City la noche del lunes. Dieciséis días después de vencer al Tottenham Hotspur, los reds tropezaron en el King Power Stadium, a pesar del gol de Philippe Coutinho.

El conjunto de Jürgen Klopp sufrió en los primeros minutos y tuvo que depender de las atajadas de Simon Mignolet, quien paró todo lo que le tiraron los atacantes locales… hasta el minuto 27. Fue en ese instante en el que Vardy se plantó sólo frente al meta belga y lo batió con un remate raso al primer palo que dio la ventaja al Leicester. Y cuando los reds amenazaban con lograr la igualdad, Drinkwater dio otro golpe a los 39’ con una volea imparable. Emre Can casi acortó distancias al filo del descanso con un disparo colocado que obligó la estirada de Schmeichel.

El Liverpool siguió exigiendo al portero local en el complemento, pero el Leicester tuvo mejor puntería. Nuevamente fue Vardy, al minuto 60, con un cabezazo que dejó sin opciones a Mignolet. Los reds se negaron a tirar la toalla y acortaron distancias al minuto 68 mediante Coutinho, quien finiquitó una gran jugada de Can. Sin embargo, la reacción llegó demasiado tarde para cambiar una historia que se ha vuelto demasiado frecuente para el Liverpool en este 2017.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes