English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 2 de enero de 2017

Igualada que debió ser más


Dos veces tuvo el triunfo en las manos, pero el Liverpool dejó escapar un par de ventajas y debió conformarse con un empate 2-2 ante el Sunderland. Menos de 48 horas después de derrotar al Manchester City, los reds no encontraron el camino del triunfo el lunes en el Stadium of Light, pese a los goles de Daniel Sturridge y Sadio Mané. Peor aún, ambos tantos del Sunderland fueron prevenibles y llegaron mediante penales de Jermain Defoe.

Jugando de titular por primera vez desde finales de octubre, Sturridge se mostró encendido en ataque desde el primer minuto, exigiendo en dos ocasiones al portero Mannone antes de abrir la cuenta a los 19’. Tras un saque de esquina y remate inicial de Dejan Lovren, Sturridge cabeceó al palo contrario para subir el 0-1 parcial al marcador. Poco duró la ventaja de los reds, ya que un penal de Ragnar Klavan sobre Ndong le permitió a Defoe igualar desde el punto fatídico al minuto 25. Defoe casi volvió a marcar en la siguiente llegada del Sunderland, pero Simon Mignolet achicó a la perfección con su cuerpo.

El segundo tiempo siguió de ida y vuelta, con ocasiones en ambas porterías, una de las más claras fue un centro a la olla de Nathaniel Clyne que Mané no pudo cabecear por centímetros. El senegalés no volvería perdonar y, a los 72', puso nuevamente en ventaja al Liverpool al empujar un balón desviado en el área chica al fondo de la malla. Sin embargo, Mané pasó de héroe a villano a seis minutos del final al bajar un tiro libre del Sunderland con la mano, un penal claro que Defoe nuevamente aprovechó para decretar el 2-2 final y arrebatar dos puntos a los reds.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes