English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 20 de diciembre de 2015

Pésima actuación de los reds


El Watford sumó su cuarta victoria consecutiva y se queda a un solo punto de los puestos de Champions League, tras ganar al Liverpool con goles de Ake e Ighalo, por partida doble.

En el minuto 2 de partido, un saque de esquina a favor del Watford derivó en el primer gol del partido. Los hornets se adelantaron en el marcador con un gol de Nathan Ake, tras robarle el esférico de las manos al portero de los reds, Bogdan, que substituía al lesionado Mignolet y debutaba esta temporada en Premier. La acción fue polémica y los jugadores del Liverpool protestaron, pero el árbitro decidió dar validez al gol.

La presión alta de los de Quique Sánchez Flores obligaba a los visitantes a estar muy acertados en la salida del balón. Sin tiempo para digerir el primer mazazo, Ighalo asestó el segundo. Un balón largo de Troy Deeney, que a priori no suponía un mayor problema para Skrtel, lo peleó y lo ganó el delantero del Watford, que cruzó el esférico y batió a Bogdan en su undécimo gol de la temporada. Con mucha ventaja a su favor, los locales retrocedieron posiciones y le cedieron el dominio al Liverpool, que propuso pero no tuvo grandes ocasiones de gol en el primer tiempo. Skrtel, que había quedado retratado en el segundo gol de los locales, se lesionó y tuvo que ser substituido por Origi al filo del descanso, en un cambio muy ofensivo de Jürgen Klopp.

En la segunda mitad, el Liverpool salió a por todas consciente de que era vital hacer un gol en los primeros 15 minutos. Tanto Alberto Moreno como Origi tuvieron la oportunidad de hacerlo, pero el disparo del español se fue al lateral de la red y el del belga lo detuvo Gomes sin problemas. El partido se abrió por los dos bandos, pero ninguno de los dos equipos tuvo la tranquilidad suficiente para tomar las mejores decisiones en el área del rival. La más clara para sentenciar el encuentro fue para Ighalo, que en un uno contra uno tras pase de Jurado vio como esta vez Bogdan sí hacía una buena intervención, que salvaba a los reds. La mejor para reducir distancias fue para Henderson, que tras un centro de Coutinho, remató a bote pronto y se encontró con las manos del guardameta local.

Los instantes finales fueron mejor controlados por el Watford, aunque también el Liverpool bajó los brazos. A falta de cinco minutos, Behrami puso un centro perfecto a la cabeza del goleador, Ighalo, que no perdonó y sentenció cualquier posibilidad de remontada. Con este, ya son 13 los goles del nigeriano.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes