English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 10 de marzo de 2013

El segundo lugar ya es del Madrid


El Real Madrid fue muy superior al Celta y obtuvo de forma merecida la victoria en el estadio de Balaídos, que debió ser mucho más amplia a tenor de las ocasiones de las que dispuso. El larguero, que se encontró Cristiano Ronaldo en un remate de cabeza, y la solvencia de Javi Varas evitaron que hubiera goles antes del descanso. Todos llegaron en la segunda mitad. Precisamente el portugués adelantó a los blancos después de aprovechar un rechace a disparo de Callejón y batir a Javi Varas a la media vuelta. Dos minutos después volvió a igualarse el encuentro. Aspas remató, pero el esférico se estrelló en Pepe y sorprendió a Diego López. La entrada de Kaká en el 66’ fue decisiva y el brasileño provocó un claro penalti que transformó Cristiano Ronaldo cinco minutos después.

El Real Madrid quería dar continuidad en Balaídos a una magnífica semana en la que se clasificó para la final de Copa y los cuartos de final de la Champions League. No iba a ser fácil la empresa teniendo en cuenta que el Celta estaba luchando por salir de los puestos de descenso y su estadio se llenaba por primera vez esta temporada. El agresivo y valiente inicio de partido del conjunto local, con una defensa muy adelantada, lo confirmó y obligó a lucirse a Diego López, que demostró su excepcional estado de forma. Aspas disparó cruzado en el 10’ y el cancerbero visitante despejó a córner. La posterior jugada ensayada a balón parado terminó con una gran volea de Álex López desde la frontal y una enorme estirada del portero madridista como respuesta.

Completados los 20 primeros minutos de juego, el encuentro cambió de forma radical y el Real Madrid se erigió en el único protagonista. Lo intentó Cristiano Ronaldo en el 22’. El portugués controló en la frontal, recortó a Krohn-Dehli y sorprendió con un potente disparo que atajó Javi Varas. Mucho más clara fue la ocasión que tuvo Benzema dos minutos más tarde. La jugada llevó el sello de Özil, que controló un esférico que parecía ya perdido y combinó con el francés, que superó a Demidov y se plantó en el mano a mano con el portero local. Volvió a estar muy acertado el cancerbero del conjunto gallego.

Los blancos llegaban con claridad y en el 31’ pudieron marcar, esta vez a balón parado. Los protagonistas fueron los mismos de la última jugada de peligro. Özil sacó la falta y Benzema remató de cabeza a las manos de Varas, al que el asedio visitante estaba obligando a intervenir muchísimo. De hecho, tres minutos más tarde tuvo que evitar el primer tanto del encuentro en un disparo escorado de Marcelo y en el 40’ volvió a lucirse en un nuevo mano a mano, ahora con Callejón. No fue el único impedimento con el que se encontraron los blancos. El larguero también entró en escena. Preciso centro de Benzema después de un doble recorte y Ronaldo, de cabeza, estrella el esférico en el travesaño en el 41’.

Los goles llegaron en la segunda mitad
Xabi Alonso sustituyó a Khedira tras el descanso. Lo que no cambió fue el desarrollo del juego. Las ocasiones seguían siendo para los visitantes y no tardaron en llegar en esta segunda mitad. Un disparo de Benzema en el 55’ y un mano a mano de Marcelo, que remató alto en el 57’ tras un pase de 30 metros de Xabi Alonso, precedieron el primer tanto del encuentro. Córner que sacó Özil y Cristiano Ronaldo aprovechó el rechace del disparo de Callejón y batió a Javi Varas a la media vuelta en el 63’. Lo habían merecido de forma clara los blancos, que dos minutos más tarde recibieron un jarro de agua fría. Centro desde la banda derecha y Aspas remató, pero el esférico se estrelló en Pepe y sorprendió a Diego López. La mala suerte volvió a interponerse en el objetivo de los blancos.

Mourinho decidió entonces dar entrada en el 66’ a Kaká e Higuaín en lugar de Benzema y Callejón. El tiempo, como ocurriera el pasado martes en Old Trafford con Modric, volvió a dar la razón al técnico luso y el brasileño provocó el decisivo penalti que transformó Cristiano Ronaldo cinco minutos después. Pase en profundidad de Xabi Alonso y Kaká es derribado de forma clara por Javi Varas. 1-2 y cerca de 20 minutos para finalizar el choque. Pudo pasar cualquier cosa en ese tiempo. Park remató al larguero en el 88’ e Higuaín tuvo dos clarísimas oportunidades de ampliar la renta. Sexta victoria consecutiva y la mejor forma de dar continuidad a una semana estupenda en la que los madridistas se clasificaron para la final de Copa y los cuartos de final de la Champions League.

Comparte esta noticia

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Premium Wordpress Themes